Carta del CEO

Queridos amigos:

Es para mí una gran satisfacción tener la ocasión de dirigirme a vosotros en una celebración tan importante como es el 50 Aniversario de nuestra Compañía. Alcanzar medio siglo de existencia en buena forma, a pesar de las difíciles pruebas a las que estamos siendo sometidos, da una medida de lo sostenible que es nuestra empresa.

Este 50 cumpleaños tiene un significado especial para mí, entre otras cosas porque los últimos 30 los he vivido en primera persona. De los 20 primeros conozco lo que me han contado, muchas historias y muchas vivencias de buenos amigos de esa generación de pioneros que tanto me han enseñado.

En este tiempo he tenido la suerte de trabajar con un gran número de personas del Grupo, de diferentes países y de diferentes áreas del negocio. Todos ellos tenían y tienen algo en común: un fuerte orgullo de pertenencia, mentes ordenadas, valentía para afrontar los retos y un grado de compromiso enorme para poner siempre el interés común por delante del personal. Un buen equipo formado por excelentes personas a las que siempre he admirado.

De todos ellos he ido recogiendo en mi memoria los grandes momentos, desde aquel proyecto que se presentó en 1969 para el Polo de Desarrollo del Campo de Gibraltar; la constitución en 1970 de la Compañía Española para la Fabricación de Acero Inoxidable “Acerinox”; la primera oficina en la calle Hermosilla de Madrid, el traslado a la de la calle Doctor Fleming; las experiencias vividas por los equipos que fueron a Japón a recibir la asistencia técnica de Nisshin, nuestro viejo socio; el arranque de la laminación en frío en 1973; la acería de 1976 que nos hizo autosuficientes; el primer tren “steckel” de laminación en caliente que se instaló para fabricar inoxidable en 1985 y que nos convirtió en fabricantes integrales (todo un hito en el sector, luego imitado por otros fabricantes); y el desarrollo de una red comercial internacional única entonces para una empresa española.

Durante mi trabajo en Acerinox he sido testigo privilegiado de una vibrante expansión internacional, con la creación de North American Stainless en 1990 (que hoy funde la mitad de todo el acero inoxidable de Norteamérica), la integración de Columbus Stainless en 2002 (que vende la mitad del acero inoxidable que se consume en todo el continente africano) y de la construcción de Bahru Stainless en 2008 (la apuesta por Asia, la economía de mayor crecimiento), siempre de la mano de una incesante expansión comercial por todos los rincones del planeta. Hemos llegado a ser el mayor fabricante mundial de acero inoxidable por producción de acería, sin duda uno de los más competitivos y nadie nos disputa la etiqueta de ser el más global de todos, con fábricas en cuatro continentes, presencia comercial en 51 países de los cinco continentes y ventas en 96 países.

Muchas vivencias que nos han dejado grandes momentos. Viejos recuerdos, sentimientos, sacrificio y mucho esfuerzo, que se han plasmado en forma de una sólida cultura de empresa de la que nos sentimos orgullosamente partícipes. Decimos “somos de Acerinox” con la satisfacción de pertenecer a una familia importante, a la que se han ido integrando las nuevas generaciones.

Afrontamos ahora el principio de los próximos 50 años con la misma ilusión que entonces, con una clara estrategia y con un nuevo reto: somos el mayor fabricante del mundo de aleaciones de alto rendimiento (con la incorporación este mismo año de la compañía alemana VDM). Con la integración de este equipo tan especializado y de un altísimo nivel técnico en la estructura de Acerinox, tenemos la ambición de convertirnos en el mayor proveedor de aceros inoxidables y aleaciones especiales que aporte soluciones para las exigencias que requieren las industrias del futuro. Disponemos del más amplio catálogo de materiales modernos que aúnan un sinfín de propiedades: resistencia a la corrosión, altas prestaciones mecánicas, resistencia tanto a altas temperaturas como a temperaturas criogénicas, facilidad de limpieza y desinfección, estabilidad térmica, resistencia en condiciones extremas de utilización, y muchas más, a las que sumaremos los nuevos desarrollos de nuestros equipos de investigación, incluyendo la impresión 3D para la que también nos estamos preparando.

Tenemos la excelencia marcada en nuestra genética, excelencia a la que aspiramos en todos los aspectos de nuestras vidas, desde los procesos productivos a los administrativos, desde la calidad a la seguridad, y ello facilitará la incorporación de las nuevas tecnologías que vayan surgiendo dentro de la llamada transformación digital, que en nuestro caso es más bien una evolución (aunque rápida) ya que siempre hemos mantenido un enfoque tecnológico y el gusto por aprender e innovar.

Para perdurar otros 50 años necesitamos ser valorados y queridos por todos los que forman nuestro entorno. Por ello debemos cuidar de nuestras personas y de las comunidades en las que desarrollamos nuestra actividad, como también debemos cuidar del medioambiente, de nuestros clientes, de nuestros proveedores y de nuestros accionistas, sin cuyo apoyo nunca alcanzaríamos el éxito. Hemos apostado por la sostenibilidad como pilar de nuestra estrategia para poner en valor nuestro esfuerzo para fabricar un producto duradero, reciclado y reciclable que sirva de sustento a la economía circular y frene el abuso de los recursos naturales.

No quiero extenderme más pero no podía dejar pasar esta oportunidad de transmitir un sentimiento puro, mi orgullo por ser de Acerinox, que confío que haya arraigado en los más jóvenes y que se mantenga vivo a lo largo de la historia que nos queda por construir.

Celebramos este 50 Aniversario en un momento extraño y lleno de incertidumbres, dramático por las vidas que nos está costando el covid-19. No podemos reunirnos para compartir juntos estos momentos pero tenemos que estar más cerca que nunca. No tengo ninguna duda de que saldremos airosos y reforzados de esta crisis.

Gracias a todos los que habéis hecho y seguís haciendo posible el éxito de Acerinox.

 

¡Felicidades!

 

 

Bernardo Velázquez

Consejero Delegado

© 2020 Acerinox

  • Twitter
  • LinkedIn - Grey Circle